Dominar el estrés en la atención al cliente.

La atención al público causa es estrés en muchos trabajadores. En ocasiones puede resultar desesperante el gran número de llamadas, quejas y reclamaciones de los clientes.

Es muy importante saber manejar el estrés que estas situaciones nos pueden provocar para ofrecer un buen servicio.

dominar el estrés en la atención al cliente

Por este motivo, la gestión del estrés y las aptitudes organizativas son dos de las cualidades muy valoradas por el departamento de Recursos Humanos.
Para enfrentarnos a un alto volumen de llamadas, a la presión de los objetivos de ventas y  la gestión de reclamaciones de clientes debemos dominar el estrés en la atención al cliente.

Aquí te dejamos prácticos consejos para aprender a dominar el estrés en la atención al cliente:

  1. Es muy importante tomar decisiones, no dejar que el estrés nos bloquee y nos paralice. Esto nos permitirá gestionar mejor nuestra atención al cliente. Poder darle solución a un problema, resolver una duda o vender un producto.
  2. Aprender a valorarse a uno mismo. Tener presente que hacemos bien nuestro trabajo y que podemos dar lo mejor de nosotros mismos. Tener confianza en el trabajo que realizamos nos ayuda a mostrarnos más seguros ante los clientes y gestionar mejor nuestras ventas y consultas.
  3. Aprender a relajarse. Ante un cliente disgustado, debemos permanecer relajados para buscar una solución a su problema. Demostrarle que controlamos la situación. No perder el control ante un cliente disgustado ayuda a manejar esa situación mejor. Si el cliente nos percibe relajado y controlando la situación podremos manejar el conflicto y encontrar la solución a su problema.
  4. Reírnos más en el trabajo. Hay que aprender a disfrutar de nuestro trabajo y mostrar esa actitud al cliente. Si nos mostramos simpáticos, agradables y reímos, conseguiremos contagiar al cliente que estará más receptivo a una venta o consulta.

    Reír es la mejor solución para descargar tensión y restaurar el equilibrio.

    dominar el estrés en la atención al clienteEsta actitud nos ayuda a olvidarnos de los malos pensamientos y ser más positivos.

  5. Tener alta autoestima. Esta actitud nos permite generar serenidad y equilibrio emocional. Si confías en ti y tienes plena conciencia de tus habilidades y profesionalidad, podrás dominar el estrés en la atención al cliente. El cliente sentirá que está en buenas manos.

 

Déjanos tu teléfono y te llamamos